Uno de los nichos demográficos que está creciendo más en los últimos años es el de la tercera edad, y en sectores como el turismo, es el tipo de público que más va a crecer. Un público de 60 años que quiere es irse a Copenhague y conocerla en bicicleta, porque la cogen habitualmente y es lo que les apetece o hacer un viaje de aventuras adaptados a ellos.

La industria de viajes y de ocio parece que aún no tiene muy presente que la mayoría de la población va a tener más de 60 años y que no quieren los productos que se ofrecían hace 20 años a los de 60. Y esos productos, o son adaptados de los que se ofrecen a jóvenes, o son nuevos, diseñados e implementados para ellos. Este nicho empieza a demandar productos a medida.

Y en el ocio sucedería lo mismo. Existe una visión del adulto de 60 años un tanto alejada de la realidad actual. Se concibe la idea de alguien que acude a un concierto de ópera o un balneario cuando actualmente son consumidores de conciertos de rock, jazz o blues.

Pero también hay muchas oportunidades en torno a su día a día por la falta de oferta existente para necesidades muy concretas. En salud: “Productos anti envejecimiento, terapias alternativas, servicios preventivos… También casas y ciudades más adaptadas a sus necesidades.

Y algo que todavía no se ha empezado a desarrollar: formación para mayores. Si vivimos más y nos jubilamos más tarde, lo que estudiamos con 20 años necesitará una actualización con el tiempo. Será necesario reinventarnos.

Si buscas ideas de negocio, ya sabes en qué nicho pensar.

Fuente: » La revolución de las canas», Iñaki Ortega y Antonio Huertas

¡Comparte en Redes!