Francesca Olivieri, maestra en la escuela de Arquitectura y su hermano, Lorenzo Oliveri, consiguieron financiación europea para proyectos renovadores de desarrollo urbano, y de esta forma como han concebido un proyecto que llaman MUAC. Se trata de una solución basada en la naturaleza consistente en instalar torres con flora para la captación, absorción y purificación del aire polucionado de las urbes. Pueden emplearse asimismo en espacios públicos cerrados con mala calidad de aire, como grandes superficies o bien aparcamientos.

La solución está en la línea de muchos otros proyectos que persiguen introducir nuevamente la naturaleza en los ambientes urbanos. Su caso se inspira en un sistema de jardinería vertical preparado en columnas que ocupan una pequeña superficie (menos de medio metro cuadrado de superficie y cuatro metros de altura) que podrían instalarse en las aceras, las glorietas o bien los distritos con menos arbolado. La columna es capaz de absorber y filtrar los agentes contaminantes del aire, aparte de acrecentar la flora en áreas muy pavimentadas, mejorar de las condiciones del microclima y acrecentar la flora para la vida silvestre. Ahora se encuentran mejorando el prototipo y realizando ensayos para examinar resultados, esto es, cuántas torres habría que instalar para conseguir X resultado en un determinado punto.

Entre sus ventajas resaltan asimismo la adaptabilidad del sistema al empleo de flora autóctona y su ajuste a diferentes entornos y climas. La solución incluye en los paneles un sistema de riego programable que se acomoda a las condiciones meteorológicas de cada urbe. Se aúna a ello el beneficio económico, dado el bajo coste que supone su instalación que, además de esto, podría autofinanciarse a través de la integración de publicidad en algún panel de la torre.

¡Comparte en Redes!