España ocupa el penúltimo puesto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en tasa de creación de empresas.

España tiene emprendedores por debajo de la media global, pero con negocios que sobreviven más. De este modo, entre 2012 y 2016 se ubica como el penúltimo país, solo tras Bulgaria, en la tasa de empresarios emergentes. Solo un 2,6% de las personas entre 18 y 64 años crean una compañía propia o bien compartida, que lleva en marcha menos de 3 meses, conforme la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). No obstante, en empresas establecidas que ya tienen más de tres meses, España se encuentra mejor situada que otros países: un 2,5% de la población ha creado una, en comparación con Francia (un 8%) o bien Italia (un 6%) ya nos acercamos a la media europea (2,8%).

Conforme Jesús Sainz, secretario general del Círculo de Empresarios, esta mayor tasa de supervivencia en España puede suceder por el hecho de que no se aventuran a crear un negocio sin “un proyecto claro y sólido”. Además de esto, explica que se emprende menos “por razones culturales y educativas”. “No hay espíritu emprendedor por el hecho de que no nos forman para aceptar peligros, usar el fracaso para obetenr aprendizaje, ni ser creativos o bien trabajar en equipo”, comenta.

Conforme la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, en España el temor al fracaso supone una barrera para emprender en el 47,4% de los casos, un tanto por debajo de la media europea (47,8%). Además los datos reflejan que las mujeres emprenden menos que los hombres. En el caso de los negocios emergentes, solo un 2,1% emprende en España frente al 3% de hombres, los dos niveles, por bajo de la media europea: 2,8% de mujeres y 5,3% de hombres.

En lo que se refiere a edades, en España los jóvenes emprenden igual que la media, aunque tienen menos negocios que superen los 3 meses de vida. “Situaciones en las que el mercado de trabajo no ofrece empleo a los jóvenes, es una buena ocasión para crear una nueva empresa, aunque en España esto no se aprovecha del todo”, explica Sainz.

¡Comparte en Redes!