Seguro que alguna vez has fantaseado con la idea de “ser tu propio jefe” pero a la hora de la verdad no sabes ni cómo empezar tu negocio para que el primer balance salga a flote y no arroje pérdidas. No te preocupes, dirigir un negocio y no tener suficiente liquidez para afrontar todos los pagos suele ser el primer fallo para muchos emprendedores, pero simplemente hay que saber administrarse bien.

Partir de una mala planificación económica y no planear cuidadosamente las fianzas a menudo obliga a los empresarios a cerrar su negocio en su primer año de vida. Otro fallo muy habitual que suele ocurrir entre las empresas de nueva creación es abandonar el negocio ante la primera dificultad o directamente endeudar la empresa por tener una mala partida de ingresos. Para evitar estos problemas, os damos algunos consejos para organizar bien el presupuesto de tu empresa y afrontar situaciones complejas durante el primer año.

Recuerda que para llegar al éxito es necesario mantener la vista ante los objetivos marcados, tener la capacidad de limitar la cantidad de dinero que se gasta en ciertas operaciones y saber sobreponerse ante las dificultades. Por ejemplo, para iniciar tu negocio, una idea para ahorrar costes sería plantearte alquilar un despacho en un centro de negocios Barcelona. En Support Business Center ofrecemos despachos, salas de reuniones y espacios comunes, coworking y hasta un servicio de oficina virtual.

Consejos para sobrevivir al primer año de tu nueva empresa:

  1. Toma las riendas de tu negocio y planifica diferentes tramos de financiación: Emprender significa riesgos. Planea varios escenarios de financiación antes de emprender tu negocio para disminuir el riesgo económico y alcanzar los diferentes objetivos marcados en este primer año de vida.
  2. Cuida las cuentas de tu negocio y adopta medidas de previsión: A menudo te plantearás si debes o no gastar más dinero para el buen funcionamiento de tu empresa. Te recomendamos que hagas un estudio previo de los gastos (¿cuál es la demanda real del producto o servicio y qué aspiras alcanzar este año?) e incluyas los posibles “por si acaso” para estar curado de cualquier imprevisto que pueda surgir en la etapa inicial. Además, como red de seguridad para prevenir todas las dificultades que puedan surgir, también te aconsejamos crear una hoja de ruta financiera con el cálculo de activos y pasivos de tu empresa a corto plazo. Es decir, los ingresos con los que podrá contar la empresa durante su etapa inicial y los pagos a los que deberá hacer frente.
    • Programa tu partida de ingresos: A la hora de realizar un presupuesto, deja un margen para posibles contratiempos. De lo contrario, puede verse afectado tu volumen de ventas y quedarte sin liquidez mucho antes de tener ingresos.  Para hacer tu partida de ingresos debes contar, también, con los costes de tu negocio, y asegurarte que no se desperdicie el capital para sacar adelante tu empresa.
    • Costes de un negocio. ¿Qué es el plan de gastos? El plan de gastos es un documento básico para medir el estado de salud de tu empresa.

 

En el Plan de gastos se deben reflejar los siguientes puntos:

 

  • Costes de inversión: Se refiere a todos aquellos costes iniciales que se necesitan para poner en marcha el negocio (material, personal, alquiler de un local…). Te recomendamos que empieces tu negocio en un centro de negocios como Support Business Center y utilices el servicio de alquiler de despachos Barcelona para ahorrar en los costes de inversión de tu empresa. En Support Business Center tienes alquiler de despachos por horas, días o meses. Además, también tienes, por ejemplo, alquiler sala reuniones Barcelona para reunirte con tus clientes potenciales.
  • Costes impositivos: Se refiere a los costes del IVA, tasas o impuestos de sociedades.
  • Costes de proveedores y logística: Son todos aquellos costes que hacen referencia a la cadena de suministro. En esta etapa inicial, es básico contar con un equipo de confianza para enriquecer tu producto o servicio y ganarse la confianza de tus clientes. De lo contrario, pueden surgir quejas, retrasos o devoluciones que afecten a la reputación de tu empresa.
  • Costes de marketing: Todos aquellos costes que hacen referencia a la publicidad.
  • Costes operativos: Por otro lado, también tienes que tener en cuenta los costes operativos de tu negocio. Es decir, si tu empresa va a operar tan solo a nivel nacional (número de tiendas físicas, envío de productos, etc) o, también, vas a tener presencia en otros países.
  • Costes de mano de obra: Se refiere al coste general de tus empleados.
  • Costes de ofimática y suministros: Por último, es preferible anotar todos los gastos referentes a I+D y los costes de luz, agua, teléfono, etc. En este caso, si cuentas con una oficina en un centro de negocios Barcelona, los costes de ofimática y suministros ya vienen incluidos en tu alquiler de despacho, por lo que, durante esta primera etapa, también resulta un gran ahorro para tu negocio.

Ahora ya sabes cuáles son las pautas para sacar adelante tu empresa. Te deseamos mucha suerte en tu nueva etapa.

Supportbusinesscenter.com

¡Comparte en Redes!