Los hábitos de consumo y nuestra forma de comunicarnos hoy en día con los clientes es diferente a la de hace unos años atrás. La sociedad está cambiado a pasos agigantados con la entrada de las nuevas tecnologías, y se aplican nuevas formas de consumo: ya no se compran periódicos en el quiosco de la esquina para saber que está pasando el mundo, sino que se leen las noticias en periódicos online, blogs o a través de las redes sociales, escuchamos música en plataformas como Spotify o vemos películas a través de streaming.

Por eso mismo, el entorno digital es clave para el funcionamiento de cualquier negocio. Pero la digitalización de las empresas no se basa en tan solo tener Internet en la oficina, se trata más bien de un reto de gestión y posicionamiento dentro de tu sector. Es decir, entendemos la digitalización empresarial más bien como la manera de emprender o expandir un negocio pensando en los siguientes ítems:

  • Dónde está nuestro público objetivo (está en Internet?).
  • Qué tipo de productos consumen (se informan y relacionan a través de los medios online?)

Por lo tanto, formar parte del proceso de digitalización, es formar parte en definitiva de una sociedad a la orden del día y consciente de la importancia que tiene el entorno digital en el ámbito empresarial. A consecuencia de estos cambios, además, nace también el concepto OFICINA VIRTUAL: Una nueva forma de trabajar en “la nube” que dispone de una dirección postal pero que no requiere de un espacio físico para trabajar.

En este proceso de digitalización, las oficinas virtuales son una apuesta segura sobre todo para nuevos emprendedores o startups ya que se trata de un servicio que ofrecen los centros de negocio como Support Business Center, que te ayuda a ahorrar costes en el alquiler sin perder las ventajas de una oficina física; como la atención telefónica con recogida y desvío de llamadas o la recepción y custodia de correo y paquetería.

A más a más, con la entrada de las oficinas virtuales, cada vez más empresas tradicionales están cambiando su forma de trabajar.  En Support Business Center, por ejemplo, tenemos casos de empresas que empiezan a aceptar este nuevo modelo de negocio, y ¡tienen resultados verdaderamente exitosos!

Por eso mismo, la mayoría de centros de negocios ponen a disposición de sus clientes el servicio de Oficina virtual a precios muy competitivos.  Si quieres contratar tu oficina virtual en nuestro centro de negocios Barcelona clica aquí.

Por lo tanto, ¿las oficinas virtuales son una opción de futuro o sigue siendo aún mejor disponer de una oficina física?

Lo primero que tienes que saber es que las oficinas virtuales no son ni mejor ni peor que las oficinas físicas, pero si una apuesta segura para desarrollar estrategias de negocio exitosas.

Comparativa oficina física y oficina virtual en un centro de negocios:

OFICINA FÍSICA OFICINA VIRTUAL
Área de trabajo propia. Área de trabajo externa.
Inversión inicial de una oficina propia o gastos de alquiler mensuales. Más económico, solo gastos del servicio.
Puedes reunirte con tus clientes en tu espacio. Puedes reunirte con tus clientes, por ejemplo, en un centro de negocios.
Tienes que contratar personal de limpieza, seguridad o asistencia técnica y servicios de atención al cliente (Internet, telefonía, etc). No tienes que preocuparte de contratar personal de limpieza, seguridad o asistencia técnica y servicios de atención al cliente ya que todos estos servicios entran dentro del precio de tu servicio de oficina virtual en un centro de negocios.
Horarios cerrados (8 horas diarias). Flexibilidad horaria.
No tienes opción de relacionarse con otros profesionales. Ambiente profesional. Si tienes una oficina virtual e utilizas las instalaciones de un centro de negocios puedes entablar relaciones con otros profesionales de tu sector y/o hacer networking.

El ecosistema empresarial es hoy más digital que analógico y las oficinas virtuales son una estrategia de negocio factible. No es el mañana, es el ayer. O cómo diría Dale Carnegie, “Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer”.

Por lo tanto, las oficinas virtuales no deben entenderse como un desafío, sino como una realidad. Tus clientes son digitales, en tus manos está pasarte a la era digital.

Summary
¡Comparte en Redes!